veo, no veo. ¿qué ves?

Por |

la encuesta nos encarrila a reflexionar en los términos y en las condiciones que pautan su forma y estructura, limitándonos a ver lo que quieren que veamos, limitándonos a ver sólo lo que queremos ver.

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

ha habido un esfuerzo enorme de la plataforma Cómo Vamos, Nuevo León y su proyecto Así Vamos 2018 por medir la percepción ciudadana y por poner a disposición información en pro del progreso. a fin de cuentas, lo que no se mide, no se puede mejorar. sin embargo, ¿qué percepción ciudadana se está midiendo? y ¿en pro de qué progreso? si nos acercamos a ver con lupa los resultados de la encuesta que publicaron el domingo 27 de enero, podemos advertir que no encontramos más que las conclusiones que ya estábamos buscando, perdiendo hallazgos inusitados e indiscutiblemente valiosos.

trabajo no productivo. en el apartado que mide los días y horas trabajados no se hace una distinción entre datos para trabajo remunerado y no remunerado. sin importar si está considerado o no en el apartado, esto deja ver que la agenda pública no toma en cuenta los trabajos del hogar y del cuidado. aún y a pesar de que el 30 por ciento de las personas encuestadas contestaron ser “amas de casa”, y que el trabajo del hogar aporta más del 20 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) en México, se le ignora por completo al no considerarlo. y, si miramos todavía un poco más, veríamos que, específicamente, se está ignorando a las mujeres, ya que el 56 por ciento de las encuestadas manifestaron tener esta ocupación, frente a un 3 por ciento de los hombres encuestados.

tipos de hogar. en el apartado que mide la situación y expectativas económicas en los hogares no se desagrega por tipo. en México, el 69 por ciento de ellos son nucleares y, de esa cifra, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), un tercio están a cargo de una mujer. esto quiere decir que no podemos ver directamente qué tanto batallan económicamente los hogares que más dificultades podrían tener, lo que provoca que no se puedan tomar en cuenta estos resultados para ejecutar medidas efectivas que atiendan a este sector.

género. en los resultados solo podemos encontrar cinco preguntas desagregadas por género, tres para el tema de Trabajo y una para el tema de Discriminación, del bloque de Desarrollo Social y Económico; y una más para el tema de Movilidad en el bloque de Desarrollo Sustentable. básicamente, el tema de género queda reducido solo a 3 de los 23 temas presentados, no lo vemos como un tema transversal que preocupa y debería ocupar a todas las personas. además, todavía sin incluir siquiera una mención de la representación queer.

la encuesta, Así Vamos 2018, nos apunta a ver ciertas desigualdades, mas, tenemos que reconocer que solo señala las desigualdades que son socialmente aceptadas, las que no rebasan nuestras acotadas y sometedoras maneras tradicionales de pensar y de vivir. la encuesta nos encarrila a reflexionar en los términos y en las condiciones que pautan su forma y estructura, limitándonos a ver lo que quieren que veamos, limitándonos a ver solo lo que queremos ver. mientras no nos atrevamos a dejar de ignorar otras realidades, seguiremos condenadas a no resolver de fondo, y a no resolver para todas las personas. aquí solo van tres ejemplos, pero hay muchos más en esta encuesta y en otras muchas más.

Cómo Vamos, Nuevo León ha representado un esfuerzo inmenso. ha dado voz a la ciudadanía, ha desbordado al poder del estado, pero todavía puede lograr mucho más, no lo dejemos ahí. busquemos que nos trascienda hasta a nuestras mismas personas. esperemos que pronto publiquen su excel de datos para que cada quien examine la información a su manera y modo, y podamos seguir teniendo resultados, conclusiones y reflexiones refrescantes e inclusivas. hasta entonces, no nos limitemos a pensar solo de una manera.

nota: confrontar los estándares ortográficos al no usar mayúsculas o utilizar gramática incorrecta tiene una larga historia de motivaciones. específicamente, en este caso, se busca confrontar la dominación falo-céntrica de la representación textual, la sensación de sometimiento al lenguaje en lugar de ser seres comunicándose a través de él. en segunda instancia, también se busca quebrantar la presunta relación de dominación de la persona autora sobre la persona lectora, la “otredad” binaria, en su lugar, le permite ser una igual frente a la persona escritora.

gregorio reyes

cada vez vivo más en la incomodidad, de vez en cuando en el entusiasmo, pero siempre en el movimiento. hoy, trabajo la organización, la movilidad activa, la política del encuentro, la identificación disconforme, y me trabajo continuamente la empatía y el respeto. mañana, veremos.

integrante de Wikipolítica Nuevo León.