Una poda al clasismo (a ver si me entiendes)

El tamaño del déficit de áreas verdes nos habla de una obvia negligencia por parte de los ayuntamientos, pero además nos alerta sobre prácticas de corrupción muy graves, con el involucramiento de supuestos “expertos” y asociaciones que se benefician de una política ambiental errada porque, sin importarles los resultados, venden, compran y plantan árboles por negocio, al mejor postor.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Reforestación Extrema es una organización polémica tanto como su líder, Cosijoopii Montero. Sus voluntarios han plantado más árboles que muchos municipios en conjunto, pero su discurso institucional es sumamente agresivo, y sus denuncias “selectivas”. Pueden dejar de ver un despojo ambiental de 24.5 hectáreas (en La Pastora, por ejemplo) pero amenazan: “Si destruyes un árbol, vamos a ir por ti (…)”. Esto lo escriben una y otra vez en su página de Facebook, acompañando fotografías de casas con su ubicación: calle y número.

A principios de mes vi anunciado un evento en la página de Facebook de los vecinos del barrio de la Independencia-Tanques-América que llamó mi atención, “El festival de la podita”. Se trata de una próxima reunión anual (este próximo domingo 14 de Octubre)  para intercambiar o compartir esquejes de sus plantas. En el mismo evento se anunció que la vecina Abe llevará poditas de coqueta, maravilla y oreja de burro…me pareció encantador imaginar a las familias del barrio emparentadas unas con otras a partir de la reproducción y adopción de plantas.

Hace un par de días, Reforestación Extrema (RE) denostó públicamente este evento a partir de la imagen de un vecino del barrio quien, machete en mano, podaba una anacua, y convocaba a todas las personas a asistir el próximo domingo a su barrio. “¡Su compa el Turbo los invita!” decía la invitación. “¿El Turbo?, ¿quién diablos es este depredador que todavía se promueve como un benefactor a través de un festival `de la podita´?” escribió Reforestación Extrema en su muro de Facebook compartiendo la imagen. “El arraigo cultural de hábitos primitivos son confundidas como prácticas de ´mantenimiento´ que en realidad son prácticas de destrucción y por lo mismo son ilegales”, condenó la organización. Además, publicó que investigaría dicho festival y que ya había dado aviso “a las autoridades correspondientes”. “¿Qué sigue, el festival del maltrato animal?”.

En unas cuantas horas, la organización recibió un alud de críticas por sus comentarios clasistas y totalmente fuera de lugar, de manera que tuvo que borrar su publicación. Tiempo después aclaró (para sí misma) que “el festival de la podita” no era una actividad dirigida a “podar” árboles, sino a valorar las plantas. “Aclarado el punto, estamos todos tranquilos (…)”. Pero no, no quedamos todos tranquilos. En principio porque debió disculparse y debió aclarar que ya había cancelado su reporte “con las autoridades correspondientes” , pero hay algo más.

La cultura que predomina en nuestra Ciudad entiende a los árboles como mercancías intercambiables. Esta es la lógica de la política ambiental conocida como “compensación”, que permite que se elimine el suelo vegetal o se talen árboles, bajo la condición de comprar y/o plantar árboles en otro lado. Así los municipios expiden una enorme cantidad de permisos de tala y remoción para beneficio de una industria “verde”. Esta política ha resultado un rotundo fracaso tomando en cuenta la deforestación masiva de los últimos cuarenta años en la zona metropolitana.

Según un cálculo de principios del 2018, del biólogo Antonio Hernández, tenemos sólo 14 millones de metros cuadrados de áreas verdes cuando el ideal, tomando en cuenta el número de habitantes, es de poco más de 63 millones de metros cuadrados de áreas verdes. Tenemos un déficit de un 77 por ciento. El equilibrio que prometía “la compensación” está totalmente roto.

Estos números nos hablan de una obvia negligencia por parte de los ayuntamientos, pero además nos alertan sobre prácticas de corrupción muy graves, con el involucramiento de supuestos “expertos” y asociaciones que se benefician de una política ambiental errada porque, sin importarles los resultados, venden, compran y plantan árboles por negocio, al mejor postor. Esto los coloca en un conflicto de intereses que urge señalar. El prestigio lo intentan sostener con un discurso supuestamente muy crítico aunque, en realidad, sólo sea intimidatorio.

En una de sus recientes publicaciones, Reforestación Extrema utilizó la imagen de la película “El planeta de los simios” en la que está un hombre blanco (Charlton Heston), rubio, hablando a un chimpancé humanoide. En esta imagen inscribieron la leyenda: “A ver si me entiendes, chango, destruir árboles está prohibido, si lo haces, te van a multar”. Su “meme” (o mame) me voló la cabeza. La supremacía blanca, “moderna”, capaz, frente al atraso del “salvaje” que se disfraza de moderno. Racismo y aires de supremacía extremos, intolerables.

Me quedo pensando el bien que le haría a esta organización, especialmente a sus líderes, que tuvieran una “podita” de la Indepe. Basta ver desde lejos la floresta de este barrio para saber que tenemos mucho que aprender de la cultura del cuidado, y de la reproducción de la naturaleza a partir de relaciones afectivas.

Politóloga. Mi vida está cruzada por la escritura. Soy columnista del Grupo Reforma y dirijo el sitio de opinión Vertebrales.

14 comentarios en “Una poda al clasismo (a ver si me entiendes)

  1. Una organización muy poco tolerante, que lucra con la esperanza de la gente, y descalifica a todos quienes osen cuestionar sus objetivos. No puedo coincidir más con tu opinión. Estamos obligados a difundirlo

  2. Me encanto tu artículo.

    Entiendo que alguno de los dirigentes está emparentado de alguna forma con familiares del actual director general de la empresa propietaria del club de fútbol Monterrey.

    Supongo que por eso es tan fácil no denunciar el tipo de despojos al que acertadamente haces mención en tu columna.

    AI

  3. Acabo de leer tu reflexión Ximena. Se supone que de lo que se trata cuando hay organizaciones para beneficiar a la comunidad es de SUMAR, y hasta donde tengo conocimiento (y mi percepción) RE no sólo se muestra intolerante con otras formas de pensar, sino que además lo hace de manera altanera. Coincido con Carlos Estrada, además, es necesario tener siempre un enfoque crítico en una sociedad en que todavía predomina la carencia del análisis, la reflexión y la multilateralidad de pensamientos. Uno de las mayores calamidades de nuestra sociedad regiomontana es ser acrítica, clasista, castista y sobre todo unilateral (si no estás conmigo, estás contra mí). Es menester develar actitudes como estas que sólo desinforman y sesgan de manera artera y tendenciosa a una sociedad que en muchas ocasiones cae y se vuelve secuaz de sus intenciones y acciones.

    ACE

  4. Hace como tres años los vi marcado con cal árboles en una Universidad del Estado. Eran árboles de 4 o 5 metros de altura, algunos fresnos. Le pregunté a uno de RE y me contestó que marcaba a los que se iban a tumbar para sustituirlos por otros que dieran mejor servicio. Obvio que unas ramas de escaso un metro de altura que tardarían años en alcanzar la altura de los ya “inservibles”. Esa lógica utilitaria y racionalista acerca de los árboles, no me pareció en absoluto ambientalista. Me pareció una práctica segregacionista. Yo tengo un fresno en mi casa de unos 25 años, que sembré y me siento orgulloso de ello. Algunos vecinos me dicen que es el más grande de la colonia. Por ese árbol, mi casa esta super fresca. ¿Acaso habría que pensar que un encino daría mejor servicio, que cualquier otro árbol de la zona. Poca veces lo riego. Creo que nos da un servicio estupendo a muy bajo costo

  5. Ximena
    Como cada viernes, traes el tema que ronda nuestra cabeza, cuando lo sabemos ( hoy, el desplome de la construcción) y cuando no ( este caso) Admiro mucho a quienes pongan los puntos sobre las íes (y este dicho, también).
    Si, se le esta pasando la mano a los comunicados de ésta organización que se lee casi fascista. Implementa su ley de forma muy discrecional. Yvá tras los pequeños, haciendose loco o avalando con sus credenciales a deforestadores poderosos.
    Yo me dí cuenta cuándo un día ilusamente solicité que checaran una tala municipal.
    Aplaudo también la labor de planta con voluntarios y el ser conscientizadores de la necesidad de árboles en monterrey.

  6. Describes exactamente mi experiencia con Reforstación Extrema, cuando les cuestioné acerca de la tala de los fresnos que se encontraban en la avenida Dr. Cantú , a espaldas del hospital San José. Me llama la atención que “satanizen” a los fresnos que por años han resistido: sequías, heladas y huracanes, bajo el argumento de que no son de la región y promuevan básicamente la siembra de encinos. El negocio es evidente.

  7. Precisamente a su comentario clasistas, en el que refiere “hábitos primitivos son confundidas como prácticas de ´mantenimiento´ que en realidad son prácticas de destrucción”, se trata de las prácticas culturales de los pueblos indígenas y campesinos, que si tiene la oportunidad de documentarse, estas formas de relación con la madre naturaleza, que hoy en esos territorios son portadores del 70% de las áreas naturales protegidas y el 80% de esos territorios proviene el agua dulce que consume este país, según SEMARNAT. Estos conocimientos ancestrales nos colocan en el 5° lugar megadiverso (cultural y biológico).

    • Qué dices?, la poda de “mantenimiento” que practican estas personas no tiene ninguna relación con estos conocimientos ancestrales que comentas, no veo a pueblos mixtecos o mayas realizando ese tipo de acciones, la poda que realizan estas personas esta mal, ya que quitarle el total del follaje aun árbol es atentar contra el mismo, en lo único que concuerdo contigo es en que la manera de expresarse es incorrecta.

      Y si tienes alguna fuente que sustente tu comentario sobre la poda, que es a lo que hace alusión lo que dices me gustaria leerlo.

  8. Creo que a RE si le falta el toque de medios necesario hoy en día para no ofender a todo mundo, tampoco creo que les importe y eso me parece bien, aunque si les ayudaría hacerlo para evitarse perder energía con este tipo de cosas. Pudieron haberse disculpado y quizá hasta haber hecho algo en conjunto con lo de la “podita”. Por otro lado, me queda claro que aquí se habla muy desde el punto de los sentimientos (tanto el articulo como las opiniones de arriba) en lugar de la objetividad, refiriéndome al tema que me parece debería ser el fundamental , el del medio ambiente, no el del chisme.

  9. Muy acertado tu comentario Felipe.
    A los responsables de la publicacion les gano el Sentir.
    Hay que Ser Objetivos !!!
    Ojala y mañana tanto Ximena como RE se hagan presentes en el festival de la Podita y realicen una nota agradable sobre dicho festival .
    Saludos cordiales

  10. Increíblemente patético cómo tratan de meter temas de racismo, clasismo y supuesta supremacía blanca en un tema donde no tienen nada que ver ¿Qué, querían que cambiaran al actor de la publicidad siendo que es una película estadounidense? El simple hecho de cómo dan la connotación negativa al hecho de que sea de tez blanca habla de cómo la autora es incapaz de separar a las personas de sus identidades ya que el mismo autor así como el actor de la películal ni siquiera son supremacistas blancos, así como que dudo que la intención de la publicidad haya sido con fin de apoyar a este movimiento, más aún pareciera que la autora está malinterpretando intencionalmente el mensaje puesto que se ataca a una falta de cultura, no a una raza o aun conjunto de características físicas en específico y la imagen solo sirve como una metáfora.

  11. Augusto : a propósito de prácticas ancestrales poco amables con la naturaleza está : la tala enorme que realizaron por años los Teotihuacanos en ese valle y el sistema de “roza, tumba y quema” de los Mayas hasta el siglo XX en la zona de Yucatán, Campeche, Q. Roo y Guatemala.

  12. Concuerdo perfectamente contigo, son una organización que sólo quiere lucrar, lucirse y hacer lo que ellos quieren, sin tomar en cuenta voces expertas, los critiqué en su página en reforestaciones donde ponían encinos separados 2 metros uno de otro… faltos de sentido común completamente, luego les critiqué (con screenshots de la declaratoria del ANP del obispado, donde se prohíbe la introducción de especies exóticas… ellos estaban planeando pinos (si esos de los que hacen su supernegocio de rentarte un pino de navidad vivo y luego los usan para plantarlos estúpidamente en lugares a menos de 500 metros sobre el nivel Del Mar ( por ejemplo frente al parque España, Marcador colocado
    cerca de Monterrey, N.L.
    https://goo.gl/maps/hs42Ef5M7vA2) terminaron bloqueándome, aún y con qué consideraba mi opinión como profesional por ser ingeniero forestal! Ojalá y puedas investigar esa farsa de los pinos de navidad y que documentes el fracaso de ese programa que solo sirve para hacer boba a la gente que cree que comprar un pino natural es malo, siendo que es una excelente forma de apoyar a la industria forestal que ayuda a la infiltración de agua y captura de carbono! Cualquier duda me pongo a tu disposición

  13. XIMENA PEREDO RODRIGUEZ–EN EL MOMENTO ACTUAL Y ANTE LA DECISION QUE BENEFICIA AL PUEBLO DE ATENCO–DE CANCELAR EL AEROPUERTO DE TEXCOCO–SE INVITA A PENSAR EN UNA RECONVERSION DE TODA EL AREA HACIENDO UNA SIMBIOSIS VIRTUOSA CON LA NATURALEZA RESCATANDO LAS MILES DE HECTAREAS SEMBRANDO ESTRATEGICAMENTE ARBOLES QUE PERMITA RECUPERAR LAS AREAS VERDES Y DARLO COMO PATRIMONIO NACIONAL-HACIENDO A UN LADO LAS DEMOCRACIAS REPRESENTATIVAS–CONTROLADAS POR LA PLUTOCRACIA INTERNACIONAL Y NACIONAL Y EJERCR UNA CONSULTA QUE PERMITA HACER UNA AREA REPRESENTATIVA DE LA REGION–GRACIAS

Deja un comentario