T-MEC … ¿era para hoy?

El tema además de ser muy interesante y de interés general por su transversalidad ya que nos afecta a todos, es extremadamente trascendente, y se nos está pasando de noche, como coloquialmente se dice.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Nancy Pelosi, líder del Partido Demócrata en el Congreso norteamericano, lo dijo con todas sus letras: el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), USMCA por sus siglas en inglés, no será ratificado sin la implementación de las leyes secundarias en materia laboral. Lo dijo en una entrevista para el The New York Times. O sea, que México debe adoptar una trascendente reforma laboral antes del 1 de enero de 2019; entonces, ¿qué se estará firmando exactamente el 30 de noviembre en Buenos Aires, Argentina?

Se atreve a decirnos con tanta seguridad lo que debemos hacer porque esto está acordado desde agosto. Pero no me crean a mí, les transcribiré la parte final del capítulo 23 referente a lo Laboral, en su Anexo 23-A, cuyo título es “Representación de los Trabajadores en la Negociación Colectiva en México: “Es la expectativa de las Partes que México adoptará la legislación descrita anteriormente antes del 1 de enero de 2019. Se entiende además que la entrada en vigor del acuerdo puede retrasarse hasta que dicha legislación entre en vigor”, faltan pocas semanas, -y todavía falta discutir el Presupuesto de Egresos de la Federación del siguiente año.

Tantas preguntas pasan por mi mente: ¿ya lo han leído?, ¿algún investigador de la academia especializada en el tema?, ¿líderes sindicales? Los organismos empresariales con toda seguridad lo conocen porque formaron parte del “cuarto de junto” que asesoraba a los negociadores mexicanos; pero, entonces, ¿por qué no se ha comentado nada al respecto?, ¿algún grupo parlamentario está trabando en las iniciativas?, pero las dos preguntas más importantes son: ¿por qué tenemos que enterarnos de este tema por Nancy Pelosi? Y, finalmente:  ¿estamos listos para firmar el T-MEC el próximo 30 de noviembre?

Yo creo que no, y doy dos datos para explicarlo mejor: el Anexo 23-A en su punto número 2 dice que se deben establecer órganos independientes e imparciales para registrar las elecciones sindicales, resolver controversias de los contratos colectivos y reconocimiento de los sindicatos, ¿les suena el Acuerdo 98 de la Organización Internacional del Trabajo que recientemente ratificó el Senado de la República? El otro dato es que después de la elecciones intermedias de nuestros vecinos del norte, los legisladores demócratas, como el congresista Bill Pascrell, quien lideraría el Subcomité de Comercio Internacional, dijo en entrevista a Bloomberg que el tratado requerirá cambios para ganar el apoyo demócrata, de manera que evalúan forzar al gobierno de Donald Trump a reabrir las negociaciones con México y Canadá.

Pascrell, crítico histórico de la situación laboral en México, mencionó que no solo debe haber cambios en la legislación mexicana, sino también en la ley de Estados Unidos, enfocándose en los mecanismos de aplicación.

El tema además de ser muy interesante y de interés general por su transversalidad ya que nos afecta a todos, es extremadamente trascendente, y se nos está pasando de noche, como coloquialmente se dice. Los políticos cuando andan en campaña, buscando no solo por los puestos del Poder Ejecutivo, sino también los del Poder Legislativo, nos ofrecieron promesas como que cuidarían los intereses de la nación, o sea la de todos los mexicanos, pero una vez llegados al poder se olvidan de sus promesas, y los que no llegan, andan renunciando a sus partidos porque no obtuvieron las prerrogativas que consideraban les correspondían. Los ciudadanos también tenemos culpa. Por ejemplo, ¿sabemos qué legislador preside la comisión que estará dictaminando la legislación laboral?, se los dejo de tarea.

Insisto, tanto políticos como ciudadanos, con nuestras acciones o inacciones, dañamos no solo empleos y empresas, también dañamos industrias completas. ¿Cómo quieren que festejemos esto?, algo que nos afecta a todos por su importancia, si en realidad era para hoy… ¿por qué lo dejaron hasta el último minuto?

Jesús Mario Garza Guevara

Candidato a Doctor en Gestión Estrategia y Políticas de Desarrollo por la Universidad Anáhuac. Con amplia experiencia en el sector público, a nivel federal ha sido Senador de la República y Subsecretario de Política Sectorial, entre otros puestos. En el Gobierno Estatal de NL ocupó la Coordinación de apoyo a la Dirección General de FIDENOR y la Dirección de Programación y Presupuesto de la Secretaria de Educación. En el sector privado se ha desempeñado como funcionario de alto nivel en empresas y organizaciones no gubernamentales.

1 comentario en “T-MEC … ¿era para hoy?

Deja un comentario