¿Solo un día de protesta?

Por |

¿Podrá ocurrir en el país o de perdido aquí en Monterrey que 700 mil personas o un millón, salgan a las calles tres, seis, nueve días seguidos para exigir un cambio?

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

De pronto se subieron al tren, en particular me llamó la atención las empresas que de un momento a otro “dieron permiso” a las mujeres para manifestarse. ¿Por qué como ciudadanos necesitamos autorización para construir un mejor país? Encima, no se puede dejar pasar el tiempo y apostar por un solo día para protestar. Sinceramente creo que no se ganó nada, peor aún con la llegada del coronavirus que marcó el desvanecimiento del movimiento feminista. Se necesitan más días de protesta para que esto no quede en el olvido y se necesita la participación de todos.  

En 2015, cientos de empresas formaron parte de un paro nacional en Guatemala, uniéndose a sus colaboradores para, juntos como ciudadanos no como patrones y empleados, protestar y exigir la renuncia del entonces presidente Otto Pérez Molina. Las empresas cerraron sus puertas, no se preocuparon por los clientes, pues pareciera que le dieron más importancia a la estabilidad del país que a sus ventas.

Por citar un ejemplo, la Cervecería Centro Americana comunicó en su momento que dejaría de envasar dos millones de cervezas. Aquí en Monterrey o cualquier otra parte del país, ¿harían eso? No sé, si cada fin de semana hay un partido de futbol en puerta donde los restaurantes se abarrotan de gente a la espera de 22 jugadores que corren detrás de un balón.

Me parece importante mencionar a las empresas porque considero pertinente que su participación va más allá de “dar permisos” a sus empleados. Tienen que involucrarse activamente y exigir al gobierno mejores condiciones de seguridad y equidad, entre otros temas. De lo contrario, creo que las marchas aquí siempre serán de unos cuantos, sin mayor eco en las autoridades que hacen oídos sordos.

El poder de la ciudadanía tiene que dejarse sentir pero sin miedos; me refiero al temor por perder el trabajo. Estamos conscientes de que las condiciones laborales no son las mejores, pero pareciera que nos estamos jodiendo la vida y la salud para ganárnosla. No se vale. ¿Seremos capaces de despertar y tener mayor compromiso hacia el país? Tal vez un día no es suficiente para ser escuchados y exigir cambios.

Hace menos de un año, en julio de 2019, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, se vio forzado a dimitir de su cargo tras un escándalo derivado de la filtración de una cadena mensajes en Telegram. En la misma, diversos funcionarios intercambiaron textos misóginos y homofóbicos que terminaron por derramar la gota del vaso, pues el gobierno venía arrastrando problemas de corrupción. Las manifestaciones no se hicieron esperar.

Lo que más llama la atención del caso de Puerto Rico es que las protestas duraron 11 días, al parecer se lo tomaron más en serio. ¿Con un día bastará en México para que el gobierno actúe? ¿Podrá ocurrir en el país o de perdido aquí en Monterrey que 700 mil personas o un millón, salgan a las calles tres, seis, nueve días seguidos para exigir un cambio?

De acuerdo con cifras de la Policía Estatal de la isla caribeña, alrededor de 200 mil personas salieron a las calles, entre ellas personalidades como los cantantes Ricky Martin y Residente. Puerto Rico tiene poco más de tres millones de habitantes, por lo que esos 200 mil, representan el 6 por ciento de la población. ¿Llegará el día en que 500 o 700 mil personas se reúnan en la Macro Plaza, no para celebrar el campeonato de un equipo, sino demandar mejores condiciones ambientales, laborales o en este caso, de mayor seguridad e igualdad para las mujeres?

El coronavirus vino a robar los reflectores de la agenda feminista, por ello sostengo que un día de protestas no es suficiente. Los temas que nos deben importar como sociedad no se van a resolver en 24 horas. Abramos la conversación, generemos ideas y actuemos, ¿podemos? o ¿mejor nos quedamos sentados mientras respiramos aire contaminado?

Alejandro Garza

Autor. Libre pensador. Firme creyente de que la escritura y la lectura contribuyen a empoderar a las personas para construir una mejor sociedad.