Princesas y campeones. Los hombres por la igualdad de género

Por |

Los hombres, instalados en la comodidad de las tradiciones sexistas, debemos evolucionar, entender y contribuir para que las condiciones desfavorables para las mujeres cambien.

Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Carlos, un amigo, llevó a sus hijos (Emilia y Fernando), de 4 y 5 años al jardín de niños. Al recibirlos en la zona de llegada en el colegio, una maestra le dijo a la ella “ven, princesa, vamos al salón” y al él le dijo, “pásale, campeón”.

 Minutos después, en un desayuno de trabajo, mi amigo me comentó lo ocurrido muy preocupado. Me preguntó ¿por qué le dicen a Emilia princesa y no campeona? ¿por qué Fernando, no es príncipe y sí es campeón? La respuesta a esas preguntas es compleja y al mismo tiempo urgente de atender. 

Como padre de dos mujeres me hago las mismas preguntas y me hago una más, ¿que podemos hacer los hombres por la igualdad de género? En lo personal decidí hacer algo muy concreto. Lo comenté con amigos hombres que sabemos que podemos y debemos hacer algo y fundamos en 2017 Ellas ABP. Una asociación que promueve la igualdad y equidad de género.

Buscamos algo de información para fundamentar nuestra actividad y de acuerdo con los datos del Censo General de Población, en México vivimos menos hombres (47 por ciento) que mujeres (53 por ciento). A pesar de la mayoría femenina existen enormes desigualdades que afectan a las mujeres: en oportunidades, trato, responsabilidades, entre muchas otras. Desde la infancia, en el proceso de socialización en las familias y en la escuela, se etiqueta al género y al mismo tiempo se le condiciona, estereotipa y se promueven roles. En todo este proceso, las mujeres son quienes llevan las de perder.

No hay razón para que las mujeres sigan detrás de los hombres en los asuntos sociales, económicos, políticos, ni en ninguna dimensión, ni tarea humana. Y dado que no hay razón para que así sea, ya es hora de que los hombres hagamos nuestra contribución al tema.

No es necesario ser hombre para ocupar puestos directivos o realizar tareas como ser chofer de un trailer. Como tampoco lo es que las mujeres sean quienes tengan la exclusividad en la crianza de los hijos. Ambos géneros deben tener igualdad de oportunidades.

¿Por qué los hombres debemos apoyar la igualdad y equidad de género? Porque es necesario desde el punto de vista de su desarrollo humano (de mujeres y hombres por supuesto). Porque en lo social, en los negocios y en la política se está perdiendo la disposición femenina de trabajar en un ambiente que las apoye, las respete y les permita su crecimiento. 

A pesar de las grandes contribuciones que las mujeres aportan a la generación de riqueza, en México y en Nuevo León, las mujeres enfrentan escenarios con oportunidades limitadas, acoso laboral y sexual o cualquier tipo de violencia.

Los hombres, instalados en la comodidad de las tradiciones sexistas, debemos evolucionar, entender y contribuir para que las condiciones desfavorables para las mujeres cambien.  Mujeres y hombres debemos trabajar juntos para transitar por un camino personal de búsqueda y replanteamiento interno de los valores, esquemas, mecanismos, conductas y pensamientos y así propiciar una actitud de cambio en la relaciones mujer/hombre en las que no se tolere ningún tipo de desigualdad debido al sexo.  

 Cambiar la cultura prevaleciente no es fácil. Son valores y actitudes que se han reproducido de generación en generación durante miles de años y que nos son transmitidos desde el primer día de nuestras vidas. Desde ese momento, los mensajes y el trato que recibimos vienen determinados por el hecho de ser hombre o mujer.

 Es necesario que las nuevas generaciones de hombres, niños, adolescentes y jóvenes cuenten con nuevos referentes, mismos que les ayuden a identificar los componentes de una nueva manera de ver las cosas. Que no se nos olvide, antes que nada, somos seres humanos.

Sí es posible ser campeona y princesa a la vez.

Enrique Silva

Soy ex alumno de carrera y maestría del Tec de Monterey. Me desempeño como director/fundador de  Focus Consulting Group.  Estoy orientado a la innovación y a establecer relaciones personales y de negocios sólidas y duraderas. Produzco un marca de vino tinto familiar y otra con amigos. Soy activo impulsor de la equidad de género. Fundé EllasABP para promover la cultura de igualdad.