Patriotismo como montaje electoral

La caravana de migrantes que cruza  México en busca de llegar a Estados Unidos, se convirtió en el pretexto perfecto para enarbolar una bandera de odio y justificar un despliegue militar en una frontera que con o sin “fieles patriotas”, detiene la misma cantidad de personas en un par de días.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Con el despliegue de 7 mil elementos del ejército (que podrían sumar 15 mil) portando armamento militar, la instalación de cientos de kilómetros de alambre de púas, el despliegue de drones, vehículos todo terreno, así como el montaje de enormes campamentos a lo largo de su frontera sur, Estados Unidos (EE.UU.), parece estar preparado para una guerra.

La semana pasada, en diversas ruedas de prensa, el Pentágono y el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. informaron que el primer envío de elementos que forman parte del proyecto Patriota Fiel estaría integrado por 5 mil 200 tropas activas, quienes se suman a las 2 mil que ya se encuentran en la frontera desde abril pasado. Esta cifra iguala el número de elementos desplegados actualmente en Irak y Siria, de acuerdo con medios estadounidenses.

Esto para enfrentar al grupo de migrantes que tras cruzar la frontera sur de México formó un contingente de cerca de 7 mil personas, pero que a lo largo de las semanas se ha dispersado. Actualmente unos 5 mil migrantes avanzan como pueden, en grupos de cientos, hasta encontrarse en el siguiente punto acordado.

Si consideramos que tan solo en marzo de este año, el Departamento de Aduanas y Seguridad Fronteriza detuvo a más de 50 mil personas por cruzar de manera ilegal la frontera, y el promedio mensual del 2017 fue de 63 mil, ¿por qué un grupo de 5 mil hombres, mujeres y niños representaría tal amenaza?

No es de extrañar que esta exaltación patriótica se presente a una semana de las elecciones intermedias que hoy se realizan en EE.UU. y en donde se elegirán a los miembros de la Cámara Baja, el Senado y 36 gobernadores.

Ello definirá a su vez el rumbo que seguirá el país en materia de derechos políticos y libertades civiles los próximos años.

En vísperas de esta contienda, en la que los republicanos podrían perder sus posiciones y el presidente Trump el apoyo legislativo, el gran sentido patriótico que caracteriza a los norteamericanos está siendo exaltado como parte de un proyecto militar que pretende enfrentar a un “peligroso enemigo”.

Y como para defender la patria nada es suficiente, no importa que la relación soldado-migrante sea prácticamente de 2 a 1, (contando los más de 2 mil niños que forman parte de esta caravana que transita por el país, de acuerdo con cifras de la Unicef), para estar más seguros, varios grupos de milicias civiles estadounidenses han levantado la mano para sumarse con sus armas y vehículos a esta defensa.

Así, la caravana de migrantes que cruza  México en busca de llegar a Estados Unidos, se convirtió en el pretexto perfecto para enarbolar una bandera de odio y justificar un despliegue militar en una frontera que con o sin “fieles patriotas”, detiene la misma cantidad de personas en un par de días.

En este montaje electoral la retórica sobre la defensa de la patria ante el enemigo extranjero tomó un giro que raya en el absurdo. Donald Trump dirigió su campaña en contra de un “enemigo” que se mueve lentamente, a pie, bajo el sol, a veces con comida, a veces no, en grupos que van desde algunas decenas, hasta un par de miles.

Hoy, el pueblo de Estados Unidos decidirá si sigue creyendo en este falso patriotismo basado en el odio al otro, o elige aceptar la multiculturalidad que constituye su patria.

Adriana Loya

Soy comunicóloga y he trabajado 15 años en medios impresos y digitales como reportera y editora. Estoy convencida de que la información debe ser accesible para todos. Gracias a la timidez crónica que padezco, desarrollé el gusto por ser espectadora y traducir en palabras mi percepción de lo que pasa.

5 comentarios en “Patriotismo como montaje electoral

  1. Muy buen texto, Adriana. El dato sobre el promedio de detenciones mensuales en 2017 y las detenciones en marzo de migrantes indocumentados lo dice todo: es una cuestión política lo de la “amenaza” de la Caravana, es para consumo electoral. Qué triste que se gaste tanto en este despliegue militar fronterizo cuando ese dinero sería más útil en ayuda humanitaria a los migrantes, entre ellos, los dos mil niños que mencionas, sigue escribiendo, tienes buen estilo y fluidez, saludos…

  2. Excelente información que pone en claro lo que está en juego en el marco de los tiempos electorales en el vecino país. El tema tiene muchas aristas y nos invita a reflexionar. Al margen de todo, quién puede estar organizando las caravanas y con qué propósito..

Deja un comentario