LO MÁS RECIENTE:

Sororidad y mi madre

La cultura y la crianza machista de dónde vengo me habían convencido de distanciarme de mujeres que yo consideraba mis iguales: complicadas y desgraciadas. Me odiaba por haber nacido mujer y sentía que no podía querer a otras mujeres. Batallé siempre para hacer amigas. Sin embargo, casi siempre me mantuve cerca de mujeres maternales. Mujeres

¡Qué bonita es la mar!

¡Qué bonito haber tenido infancia en el mar!, me dijo un amigo después de haberle platicado de lo rico que comía cada que iba a Tampico. Desde que tengo memoria, solía pasar todos los veranos en casa de mis abuelos. Cada que iba, mi abuelita me consentía cocinándome mariscos frescos y bocoles. A mi abuelito

Indio por conveniencia

Estábamos mi hermano y yo en el cuarto de mi padre, en su ultimo ingreso al hospital, un domingo por la tarde. Cuando entró un enfermero que muy sonriente y positivo le habló de su pronta recuperación y lo dibujó en un pizarrón que se encontraba al lado de su cama.  Cuando se fue, desató

¿Por qué no llamarlos por sus nombres? 

Me preguntaba una colega: “Oye, Tania, ¿se puede utilizar la palabra indio para llamarle a los indígenas?” La respuesta constaba solo de un adverbio de negación, pero el cuestionamiento me llevó al etnólogo, antropólogo mexicano Bonfil Batalla, cuando le hacían cuestionamientos similares sobre si se les debiese de llamar indio o indígenas a los pueblos

Titanes quemados

Don Armando tenía hipertensión arterial desde hacia tiempo, cuando tenía 77 años dejó de caminar producto de un stroke secundario a su hipertensión, durante los 4 años posteriores y hasta su fallecimiento su cuidadora fue su hija, quien desarrolló depresión, ansiedad y dolencias físicas; tenía síndrome de sobrecarga del cuidador o burnout. Situaciones como la

Estresados

Un mal ambiente laboral, la falta de seguridad social y la falta de balance entre la vida laboral y familiar, entre otros factores, contribuyen a elevar los niveles de estrés en las personas. Por si fuera poco, México, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocupa el primer lugar entre los países

A jalar que (no) se ocupa

Un jardinero en una ocasión me platicó, lleno de orgullo y dignidad, que su padre trabajó en la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey por más de 40 años, sin faltar o llegar tarde ni un solo día. Ya anciano, la Fundidora le honró con una constancia y las gracias. Vivió sus últimos años,

Viaje en el tiempo

Hace tiempo vi la película Mi encuentro conmigo, en donde actuaba Bruce Willis. No recuerdo bien toda la trama, pero se encontraba con su yo de 8 años y el niño se decepcionaba de su vida del futuro, sobre todo porque no tenía perro Vaya vida que me espera, decía el niño, ¡y sin perro!

Participa en los talleres virtuales o presenciales 
que imparte Ximena Peredo.
Publica con nosotros y pon a circular tus ideas.