Opinión poco popular

Siendo una periodista que valora la democracia, me sorprendió que sugiriera entonces que lleváramos a consulta el hecho de enjuiciar o no a los políticos corruptos. Si su objetivo era que su entrevista fuera noticia, muy bien, lo logró, pues hemos estado hablando de esto desde entonces, y también en su noticiero pues de ahí se derivó análisis tras análisis de los temas

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Siempre he admirado a Carmen Aristegui. Me parece una mujer valiente que hace un periodismo de investigación de calidad. Me da la impresión a través del radio, de tener una mente sumamente ágil. Cuando la escucho entrevistar, el entrevistado no tiene tiempo ni de pensar, ella ya está pensando en la respuesta, en cómo presionar. Carmen Aristegui tiene una mente brillante, sin duda.

De esa agilidad de Aristegui, surgió el miércoles por la mañana la brillante idea de tres consultas ciudadanas. No sé, francamente, si fue producto del momento o si ya lo tenía pensado, yo que sé, pero entrevistó a nuestro flamante presidente electo López Obrador. El evento periodístico no es poca cosa.

Sospecho que Aristegui respeta la democracia y las instituciones. Su periodismo, que denuncia la corrupción y los largos etcéteras de problemas (aberrantes) de nuestro país, me hace pensar que estos conceptos son importantes para ella, de otra forma, el lema de su sitio, no sería “Desde cualquier medio, periodismo en libertad”. Asumo que valora el hecho de que la democracia precisamente permite el ejercicio periodístico libre.

Como usted sabrá, López Obrador afirmó que meter a la cárcel a los políticos corruptos ponía en riesgo la estabilidad del País, y que prácticamente se convertiría en un caos. Cuando lo dijo, me imaginé que de ocurrir, es decir, si de repente se presentan denuncias ante las autoridades correspondientes para desahogar pruebas respecto a desvío de fondos o fraude de recursos públicos, de repente todos vamos a correr angustiados por las calles como en esas películas del Apocalipsis (zombie, ecológico o cualquier otro que nos da nuestra imaginación fatalista o hollywoodense).

Siendo una periodista que valora la democracia, me sorprendió que sugiriera entonces que lleváramos a consulta el hecho de enjuiciar o no a los políticos corruptos. Si su objetivo era que su entrevista fuera noticia, muy bien, lo logró, pues hemos estado hablando de esto desde entonces, y también en su noticiero pues de ahí se derivó análisis tras análisis de los temas.

¿Por qué vamos a consultar a los ciudadanos sobre si metemos a la cárcel a los políticos corruptos? A ver, esto no es la hoguera. No es la inquisición. La ley establece proceso penal que inicia con una denuncia ante las autoridades que deben investigar y se desahogan pruebas. ¿Nuestro sistema judicial es muy corrupto? puede ser, aunque es lo que hay, y debemos valernos de nuestras instituciones y seguir el proceso; sí, es larguísimo, pero así lo establece la ley.

Revisando datos  me doy cuenta que la corrupción permea en casi todos los aspectos de la vida en nuestro país. Hablamos de billones, hay una correlación directa entre el desarrollo de un país y su nivel de corrupción. Estamos hartos, sí. La mitad de las familias en México piensa que los magistrados y jueces son corruptos, de acuerdo con Transparencia Internacional. Esta percepción  sobre las propias instituciones que deben velar por la justicia en este País, es bastante grave. Pero esto no se arregla con consultas ciudadanas. La consulta no puede ser una solución a todos los problemas porque no nos queremos equivocar como gobernantes. El delito de corrupción se persigue mediante un proceso penal. Denuncia, pruebas. No se decide en un programa de radio. Eso me parece peligroso. Y más peligroso me parece que Carmen Aristegui, toda una institución de denuncia en el País se preste a estos jueguitos. Sus investigaciones incluso son una fuente para los análisis sobre la corrupción que publica Transparencia Internacional.

Hay una división de poderes que garantiza que no se concentre el poder en una sola persona, punto y aparte es si López Obrador piensa que es todo todopoderoso, pero ese no es el tema de mi columna. La división de poderes permiten una democracia constitucional, Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, como lo repetíamos en la primaria.

Esperaría que Aristegui lo tuviera claro, que en México ya no existe la Inquisición. No necesitamos más medios de comunicación encantados con estar cercanos al poder. Necesitamos a Carmen Aristegui con la mente despejada de su objetivo de defender el periodismo libre y la democracia en este País. No que el presidente electo, le de gusto a una periodista de saltarse el proceso. ¨Solo porque me lo pides tú, Carmen…¨

Carolina Martínez

Vivo en Monterrey y normalmente tengo opiniones poco populares.

3 comentarios en “Opinión poco popular

  1. Efectivamente no es popular porque esta muy sesgada tu opinión, pues queda claro que la consulta es participativa y para que se habran los expedientes que en demandas ya se tienen y le den finalmente seguimiento. y de las que no hay se abran de inmediato atraves de las instituciones encargadas para ello. Inquisicion es la que han hecho sobre este luchador social….

  2. No es sorprendente que se quiera canalizar decisiones de gobierno mediante una “consulta” con el fin de pasar la responsabilidad al pueblo y de esa forma evitar realizar acciones que pudieran revertirse en su contra, que la red de corrupción rs tan extendida es quizá un problema que este nuevo gobierno quiere evitar porque salpicsria a miembros de esta supuesta 4a trasformación.

Deja un comentario