No es fácil ser mujer

Por |

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

No es fácil ser mujer cuando tus compañeros de escuela se te quedan viendo fijamente, pues te ves un poco más desarrollada físicamente que las demás.

No es fácil estudiar una carrera que se cree que solo los hombres pueden cursar.

No es fácil cuando tienes cólicos y estás en clases exponiendo o en el trabajo en una junta y tienes que poner tu poker face para que nadie note tu dolor (natural y normal de cada mes).

No es fácil trabajar en un ambiente laboral en el cual la mayoría son hombres.

No es fácil tener las mismas responsabilidades, habilidades y conocimientos que tu compañero y tener un sueldo más bajo que él.

No es fácil caminar o andar de noche en cualquier lugar, ya sea en transporte público o en tu propio auto. Probablemente si te ven sola te quieran robar, secuestrar, violar, solo porque es muy fácil para los que lo hacen.

No es fácil confiar en el primer amor o contraer matrimonio cuando te sientes presionada o te señalan otras personas porque a tus 25 años ya se te fue el tren.

No es fácil quedar embarazada y menos con toda la carga social que ya traes arrastrando. Te llenan de tantos consejos y remedios inútiles, que se te olvida que es lo que tú quieres. 

No es fácil compartir la anécdota de un aborto, pues de eso no se debe de hablar como si fuera prohibido ser humano, ser infértil o aceptar que es natural que suceda.

No es fácil parir y menos con todo el miedo y desinformación que te comparte la familia, amigos y hasta los médicos “profesionales”.

No es fácil recuperarse del parto y atender a tu bebé que necesita de ti al cien por ciento.

No es fácil ser soltera, viuda o divorciada, vivir sola y tener el miedo presente de que alguien irrumpa en tu hogar.

No es fácil envejecer y llegar a la menopausia.

No es fácil, pero si todas las mujeres nos acompañamos en todos estos procesos lo será.

Vamos a cuidarnos todas juntas.

Seamos más las mujeres que luchan juntas, se protegen, se defienden, se acompañan, se cuidan, se apoyan y se aman.

Yuliana Flores

Soy mexicana, me gusta viajar, acampar, caminar en la naturaleza, ayudar a las personas, tomar fotos y cocinar de todo con mi toque personal. La música es mi mayor afición.