México quiere descansar

Data Cívica ha iniciado un registro alterno independiente, que se ha concentrado en transformar miles de renglones de estadísticas en nombres de personas desparecidas. Quiere mostrar a las autoridades las posibilidades que se abren al contar con un listado completo, público y transparente, para apoyar a las familias a ponerle un rostro a cada uno, y que se puedan contar sus historias.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Así como ya se logró identificar el cuerpo de Rosaura que llevaba desaparecida más de 3 meses, si yo estuviera buscando a mi familiar, me gustaría que la denuncia pudiera ser pública, para que la persona que entre al sitio, vea la foto, el nombre, algunas señas particulares, cualquier cosa que se les quede tantito grabado en la memoria, por si lo llegaran a ver en las calles o por si algún colectivo de búsqueda, llegara a encontrar su cuerpo, que lo pudieran identificar con mayor rapidez, para ya poder despedirme de él y que los dos descansemos.

Mónica Meltis, directora de la organización Data Cívica, comenta que se ha vuelto más frecuente que desaparezcan hombres jóvenes en grupo, que se han convertido en un blanco para trabajos forzados en el crimen organizado.

A partir de enero del año pasado, con la extradición del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán a Estados Unidos, nació una guerra entre grupos narcotraficantes por nuevas plazas y nuevos mercados.

Y fue esta guerra, lo que hizo estallar la crisis de cadáveres. La cifra asciende a más de 400 en posesión del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), tanto en las instalaciones como en los camiones de refrigeración. Y aunque los más buscados son hombres, cuyas edades oscilan entre los 18 y 24 años, también van a buscar a mujeres y a menores de edad; pero no solo acude gente del interior de Jalisco, sino que también van de Nayarit, Sinaloa, Michoacán y de la Ciudad de México.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), en su corte del mes de enero, se han reportado desaparecidas aproximadamente 34 mil personas. Pero los nombres de las y los desaparecidos no son públicos. No se sabe quiénes son, cómo son (no hay foto), cada tres meses se agregan nuevos nombres y que se quitan otros. Queremos que haya claridad sobre el porqué se ha borrado un registro en el RNPED, ¿se encontró con vida a la persona, volvió a casa? ¿Existe un acta de defunción? Pero la forma como está conformado hasta ahora hace imposible responder estas preguntas. Salen del registro sin dejar rastro, sin saber si se quitaron de la base de datos porque fueron encontrados vivos o porque fueron encontrados muertos y terminan desapareciendo dos veces.

Meltis dice que en los datos del Gobierno (RNPED) se puede saber cuántas personas siguen sin aparecer, pero no cuántas personas han desaparecido, por  eso Data Cívica ha iniciado un registro alterno independiente, que se ha concentrado en transformar miles de renglones de estadísticas en nombres de personas desparecidas.  Hasta hoy contabiliza a 18 mil 925 menores de 29 años.

El proyecto de Data Cívica  permite también dar seguimiento a casos particulares, busca regresar los nombres a las personas desaparecidas,  contribuir a la construcción de un registro más oportuno y útil pero, sobretodo, quiere mostrar a las autoridades las posibilidades que se abren al contar con un listado completo, público y transparente, para apoyar a las familias a ponerle un rostro a cada uno, y que se puedan contar sus historias.

Ojalá que como Rosaura, José Cruz Zamora, Gabriel Trejo, Jorge Placencia, Sergio Jimenez y 40 cuerpos más que ya fueron identificados, todos pudiéramos culminar la búsqueda de nuestros desaparecidos y me incluyo, pues somos el pueblo mexicano.

Yuliana Flores

Soy mexicana, me gusta viajar, acampar, caminar en la naturaleza, ayudar a las personas, tomar fotos y cocinar de todo con mi toque personal. La música es mi mayor afición.

1 comentario en “México quiere descansar

Deja un comentario