Los pequeños gigantes de Monterrey

Ese inolvidable día de 1957, México se paralizó y las calles de las principales ciudades se llenaron de aficionados jubilosos. Se dice que entrevistaron a Ángel al finalizar el juego y él no sabía que había lanzado un juego perfecto. En mi pueblo natal no teníamos señal de televisión, así que mi papá y yo estuvimos pegados a la radio hasta que cayó el out número 18 y la hazaña se consumó.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Como si fuera ayer, recuerdo las palabras del cronista deportivo: “El pitcher Ángel Macías acepta la seña de su cátcher, se impulsa, viene para la goma, abanica y strike three”. Se refería a Joe McKiraban, poderoso bateador del equipo de La Mesa, California, al ser ponchado y caer el out final en la Serie Mundial de las Ligas Pequeñas de 1957.

El partido terminó con victoria mexicana de 4 – 0, consiguiendo la gloria del primer Campeonato Mundial de las Ligas Pequeñas para un equipo no perteneciente a los Estados Unidos y ¡el único juego perfecto en esa competencia hasta el día de hoy!

Para quienes amamos al Rey de los Deportes, es una fecha que siempre recordamos. En la soleada y calurosa tarde canicular del viernes 23 de agosto de 1957, Ángel Macías saltó al terreno de juego del estadio Howard J. Lamade en Williamsport, Pennsylvania, con la determinación reflejada en su rostro.

Junto con él sus compañeros de la Liga Industrial de Monterrey se encontraban listos en sus posiciones de juego, pues estaban a punto de escribir una nueva historia frente a los altos y fornidos integrantes del equipo de La Mesa, California.

Para darnos una idea de la diferencia física entre ambos equipos, basta decir que los regios medían 1.57 metros y pesaban 41.7 kilos en promedio, mientras que los güeros estaban en 1.62 metros de altura y 57.6 kilos de peso; ellos provenían de una liga que se jugaba en una próspera región clase media alta del suroeste de los Estados Unidos, mientras la mayoría de los nuestros provenían de colonias populares de Monterrey.

Ese inolvidable día de 1957, México se paralizó y las calles de las principales ciudades se llenaron de aficionados jubilosos. Se dice que entrevistaron a Ángel al finalizar el juego y él no sabía que había lanzado un juego perfecto. En mi pueblo natal no teníamos señal de televisión, así que mi papá y yo estuvimos pegados a la radio hasta que cayó el out número 18 y la hazaña se consumó.

Recientemente se cumplieron 61 años de dicha epopeya y es justo recordar el nombre de esos Pequeños Gigantes: Ángel Macías, Enrique Suárez, José Máiz, Ricardo Treviño, Gerardo González, Rafael Estrello, Mario Ontiveros, Jesús Contreras, Roberto Mendiola, Norberto Villarreal, Francisco Aguilar, Baltazar Charles, Fidel Ruiz y Adolfo Cortés Cuadra,  el manager Don César L. Faz, José González Torres y Harold “Lucky” Haskings.

Antes de regresar a Monterrey los flamantes campeones mundiales fueron invitados a visitar la Casa Blanca por el presidente Dwight D. Eisenhower, y días después también los recibió el presidente de Don México Adolfo Ruiz Cortines.

Justo al año siguiente, el 21 de agosto de 1958, otros Pequeños Gigantes regiomontanos repitieron la hazaña, y allí Héctor “La Malita” Torres se llenó de gloria al lanzar el juego con que el equipo mexicano se coronó campeón derrotando al representativo de Hankakee, Illinois, con pizarra final de 10 – 1.

Éste no fue un juego perfecto como el del año previo, pero sí fue un gran partido, pues mantuvo sin hit a los norteamericanos durante cuatro entradas. El mérito de este gallardete es similar al de 1957, pero a estos chicos les tocó ser los primeros campeones, quizá a eso se debe que su recuerdo esté más fresco. Pero de eso hablaré en otra ocasión.

En 2017 Macías fue entronizado en el Salón de la Excelencia, en donde acompaña a ex peloteritos que han destacado como Nolan Ryan, Mariano Rivera y el propio José Máiz.

El ampáyer dice: ¡Play Ball!

12 comentarios en “Los pequeños gigantes de Monterrey

  1. Interesante, un beisbolista de hueso colorado. Lo se porque jugué beisbol amateur en la Universidad.
    Todavía jugando tuve la suerte de ver jugar en las ligas de beisbol de primera fuerza a Angel Macías, Pepe Maiz.
    Todo un mundo el besibol. Se conjuntaron factores para que en Monterrey se dieran esos equipos que ganaron campeonatos mundiales a nivel infantil.

  2. I’m just writing to make you know of the helpful encounter our daughter
    undergone viewing your web page. She came to understand too
    many issues, most notably what it’s like to possess a great helping style
    to have many more without difficulty gain knowledge of a variety of problematic subject areas.
    You really surpassed people’s desires. Thank you for presenting such good, dependable, explanatory and as
    well as cool tips on your topic to Julie. http://www.automaniabrandon.com/LinkOut/?goto=http://bestwaifu.com/index.php%3Ftitle=Medical_Marijuana_Organic_Garden

  3. hello there and thank you for your information – I have certainly picked
    up anything new from right here. I did however expertise several technical
    points using this site, since I experienced to reload the web site many times previous to
    I could get it to load correctly. I had been wondering if your hosting is OK?
    Not that I’m complaining, but sluggish loading instances times
    will often affect your placement in google and could damage your quality
    score if advertising and marketing with Adwords.
    Well I’m adding this RSS to my email and could look out for a lot more of your respective exciting
    content. Make sure you update this again very soon.

Deja un comentario