La gran migrante

Por |

Los cielos de nuestra ciudad se tiñen de naranja a causa de estos animalitos bebés, en los meses de octubre y marzo.

Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Alguna vez te has preguntado ¿cuál es el animalito bebé mariposa más rockstar de toda la biodiversidad?, ¡pues sí! Creo que has adivinado, la respuesta correcta es la mariposa monarca, obvio ¡por monarca!

Esta mariposa es muy singular ya que aparte de su belleza y fragilidad es increíblemente fuerte. Como todos los insectos tiene un cuerpo que se compone de 3 partes, cabeza, tórax y abdomen, y en su caso, éstos se encuentran llenos de pelitos, color negro con motitas blancas. Del tórax salen 4 alas y 6 patas, sus alas se distinguen por tener color naranja oscuro, venas negras muy marcadas y puntos blancos que son su característica principal. Los machos se diferencian a simple vista de las hembras por tener un punto negro, sobresaliente, en cada ala inferior, su tamaño oscila entre los 9 y 11 centímetros de longitud de ala a ala, y pesa menos de un gramo.

Su ciclo de vida puede durar aproximadamente un mes, pero a finales de verano ocurre un fenómeno en su población: nace la generación Matusalén. Como su nombre lo anuncia, esta generación puede llegar a vivir aproximadamente 9 meses. Este conjunto de mariposas es de los más longevos del mundo. Como niños del verano, a finales de agosto, la generación Matusalén empieza la gran migración. Su viaje comprende alrededor de 5 ,mil kilómetros, pasando por 3 países, sin visa ni documentos, como ciudadana del mundo. El 90 por ciento de la población total de mariposas monarcas migra hacia el este, iniciando su viaje en el sur de Canadá, pasando por Estados Unidos y teniendo como destino final en el centro de México, los bosques de oyameles del Estado de México y Michoacán, donde pasan el invierno. El viaje de regreso lo comienzan en marzo para pasar lo que queda de primavera y verano en Canadá.

Los cielos de nuestra ciudad se tiñen de naranja a causa de estos animalitos bebés, en los meses de octubre y marzo. Para ayudarles en su gran viaje, les invito a realizar jardines polinizadores ya que con su variedad de flores les pueden proveer alimento y resguardo en su ruta migratoria.

Lo más romántico de la mariposa monarca es que está muy ligada a nuestra cultura e historia, anteriormente los purépechas consideraban que eran las almas de nuestros antepasados que regresaban en forma de mariposas, ya que su arribo a los bosques de Michoacán coincide con el día de muertos. En algunas culturas de los pueblos originarios realizaban ceremonias en donde deseaban felicidad a toda su comunidad, dentro de estas ceremonias había una parte en la que cada participante colectaba una mariposa monarca, le susurraba el mayor deseo de su corazón y la liberaban, así ellos creían que ellas, como agradecimiento, se los cumplírian. Los mazahuas le llamaban la gran cosechadora ya que su llegada coincidía con el inicio de sus cosechas. Así los colores y diseños de sus alas pueden verse plasmados en varias artesanías de nuestros pueblos originarios. Les pregunto ¿a quién no le gustan las mariposas? ¡Si son pétalos voladores!

Su gran importancia biológica consiste en el alcance que tiene como polinizador. Sin duda es un agente excepcional ya que por su gran viaje, tiene un alcance para polinizar durante todos estos kilómetros. Cuando se alimenta de flores por estos tres países participa en la diversidad genética de las plantas en todo el camino dando como resultado uno de los polinizadores más exitosos en el mundo. Por estas razones es una especie de la que no puede calcularse su valor económico ya que su importancia pertenece a 3 países y a la diversificación de los hábitats donde pasa. En México, la mariposa monarca se encuentra en la categoría de riesgo, está Sujeta a Protección Especial por la Norma Oficial Mexicana 059, lo que quiere decir que está prohibido cualquier tipo de manejo de esta especie, ya sea su colecta, reproducción o venta sin los permisos legales necesarios.

Te preguntarás, ¿cuál es la necesidad de arriesgarse año con año a este maratónico viaje? Su estructura física es tan frágil, se expone a los depredadores, cansancio y pone en riesgo su vida.

Los fenómenos de migración ocurren por varios motivos, el de la mariposa monarca es para resguardarse del frío y asegurar la supervivencia de la especie. Otras causas pueden ser reproductivas, de seguridad o de disponibilidad de alimento. Hay que analizar muy bien los fenómenos migratorios, ya que siempre hay causas grandes y complejas para que sucedan, nadie quiere dejar la comodidad de su casa y aventurarse a un recorrido kilométrico solamente porque se le ocurrió al levantarse. 

Todos los animalitos bebés de este planeta estamos luchando por nuestra supervivencia, así que no juzguemos los fenómenos de migración tan a la ligera ya que hay fuertes razones para ello. Los invito a reflexionar por medio de la mariposa monarca y a pensar si dejarían la comodidad de su casa si tuvieran resguardo, comida, seguridad, comodidad y felicidad como en este momento leyendo estas palabras, je, je. Todos deberíamos de ser ciudadanos del mundo, como la monarca.

Almendra Castañeda Valera

Soy bióloga apasionada de la educación ambiental. Amo a todos los animalitos bebés y la biodiversidad de este planeta (incluyéndolos amiguitos). Para la claridad mental juego con la ilustración científica, bordado, origami, animación y últimamente estoy tratando de escribir.