La Flaka

Por |

La Flaka se enamoró de mí en la facultad, cuando pasaba por su salón caminando y ella me veía con mis jeans Levis color hueso, mi camisa Brittany color amarillo pollo y mis alpargatas playeras de lona, con mi outfit ochentero. Me imagino que se ríe porque piensa que no fue así.

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Corrían los finales de los años 80. Era mi primer semestre como estudiante universitario, llegaba a Monterrey después de haber terminado la prepa en la ciudad de Reynosa y el último año de High School en la ciudad de Pasco en el estado de Washington. Entonces era un foráneo más, aunque mis hermanos ya estaban estudiando acá y yo venía con mi madre de vez en vez a traerles despensa y algunas otras cosas.

Recuerdo que en esa época, la ciudad universitaria en San Nicolás de los Garza no se veía tan llena de alumnos como se ve en estos días; incluso los estacionamientos estaban a la mitad de su capacidad o menos, la mayoría de los alumnos llegábamos en camión, no como ahora que muchos chavos llegan en carro.

Mis amigos con los que convivía se habían dispersado en diferentes universidades y facultades. Muchos seguimos viéndonos los fines de semana en reuniones y en ocasiones nos íbamos de ride con los que sí traían carro cuando volvíamos al pueblo.

En la radio (sí, en esos años era nuestro Spotify), en las estaciones en inglés, sonaba en alta rotación Guns and Roses y en las que programaban música en español sonaba con todo el grupo argentino Soda Estéreo, sin dejar de mencionar a Timbiriche, Flans y Los Caifanes. Era el cierre de una década y el inicio de la última del siglo XX. Muchos cambios se daban en lo social, en lo económico y en lo político a nivel local y nacional.

Fue en esa época cuando conocí al amor de mi vida, quien tiempo después se convertiría en la madre de mis hijos. Ella también estudiaba en la misma facultad. Recuerdo claramente después de los años dónde se ubicaba mi salón y dónde el suyo; cabe mencionar que en el primer semestre estábamos en distintas aulas.

Mis compañeros de grupo y yo siempre teníamos que caminar por el pasillo que nos llevaba hacia la escalera para ir a las diferentes áreas de la facultad, fue de esa manera como nos empezamos a ver, ella dentro de su salón y yo pasando. Así comenzamos ingenuamente a llamarnos la atención. Siempre nos decíamos adiós ya sea con la mano o agitando un poco la cabeza, algunas otras veces solo con la mirada y sonriéndonos.

Cuando nuestros amigos cercanos, en alguna reunión, nos preguntan cómo nos conocimos, ella siempre les contesta que me pregunten a mí, pues se ríe mucho al escuchar la anécdota o pasaje que yo cuento al explicarles, y va más o menos así: La Flaka se enamoró de mí en la facultad, cuando pasaba por su salón caminando y ella me veía con mis jeans Levis color hueso, mi camisa Brittany color amarillo pollo y mis alpargatas playeras de lona, con mi outfit ochentero. Me imagino que se ríe porque piensa que no fue así. Luego de eso, nuestro primer beso fue bajo la torre de rectoría y fue a un lado de su boca.

Nunca fuimos de las parejitas que en nuestra época les decíamos Rony y Dony, o como ahora los jóvenes llaman parejas 24/7 o parejas tóxicas.

Han pasado 30 años desde entonces y parece que fue ayer cuando esa joven flaca se fijó en mí y yo en ella, parece que fue ayer cuando nos enamoramos y en ningún momento pensamos que fuéramos a estar separados uno del otro. Creo que nuestra historia de vida se convirtió en una serie con bonitas temporadas, claro no todas con final feliz, pero al menos sí la mayoría de ellas. Ahora seguimos renovando contratos de amor todos los días, cada vez con más dedicación y cariño. Luego continúo porque ya se me acabó el espacio. ¡Feliz día de San Valentín a todes!

Miguel Angel Pinal

Mi esposa dice de mí que soy alegre, alborotador, divertido, soñador, trabajador, excelente conversador, buen hijo, excelente esposo y padre... y yo digo que soy respetuoso de las formas y los fondos, seguidor de la política nacional desde niño. Padre, esposo, amigo. De oficio, constructor.