Instrucciones para regresar a casa

Ojalá nunca hubiera tenido que escribirte estas instrucciones, pero si los millones de pesos de la Alerta de Violencia de Género siguen sin cambiar nada, si a ninguno de los órdenes de gobierno parece importarle tu vida o mi vida, yo quiero hacer todo lo que esté en mis manos para verte siempre regresar a casa.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

No puedo contener la emoción. Como tu hermana mayor me he imaginado mil veces tu primer día de prepa y aunque no voy a poder acompañarte en el camión, te dejo por escrito cómo hacerle de ida y vuelta. Nos vemos en la noche.

Primero que todo, prepara el dinero. Cuenta doce pesos de ida y doce de vuelta, en teoría deberías pagar con tu tarjeta de estudiante pero de aquí a que encuentres un Oxxo, te conviene más así. Agarra doce pesos extra, por si te equivocas de camión, el chofer va en malas condiciones y te tienes que bajar, el camión se descompone o hay alguna emergencia. Nunca está de más.

Agarra tus cosas: mochila, monedero, audífonos y celular. Las llaves te las puedes poner entre los dedos por si alguien en el camino te intentan atacar.

Camina hacia la parada, alerta pero sin miedo. Han de ser unos 900 metros, cuando mucho. Te puedes ir por todo el parque, solo ten cuidado porque hay varios pedazos de banqueta rota y te puedes caer o hasta hacer un esguince en el pie, como me pasó a mi.

Saliendo de la colonia vas a ver una parada vieja y sin techo. Es justo al lado de donde hay un anuncio que tapa casi toda la banqueta. No te pares muy cerca de la calle, porque a veces pasan los camiones muy rápido o alguien te puede alcanzar desde la ventana de un carro. Si ves a alguna señora o muchacha, párate cerca de ella, sonríele para que sepa que estás ahí y te eche un ojo. Si quieres oir música, ponte los audífonos con volumen bajito: así no escuchas a los acosadores que te gritan cosas pero puedes estar al pendiente.

Seguridad, cercanía, rapidez. Solo puedes elegir dos. Si agarras el 223, vas muy segura pero te vas a tener que ir más temprano. Si agarras el 214, llegas rápido y segura, pero vas a tener que caminar un buen. Si agarras el turbo-Playa, llegas rápido y caminas poco, pero a cada rato los asaltan y siempre van llenos.

Te bajas en la ferretería; ahí siempre hay gente esperando. Cruza la calle cuando el semáforo esté en rojo, mirando a los dos lados. No hay paso peatonal, a veces los carros dan vuelta y donde debería haber banqueta está la entrada a una gasolinera. Por favor ten mucho cuidado, no quiero que seas parte de la cifras del estado con más muertes por hechos viales. 

Cuando salgas de la prepa caminas de regreso a la parada. De preferencia, primero háblale a papá para ver si puede pasar por ti, porque a esa hora ya se está metiendo el sol. Pregunta entre tus amigos y amigas si alguien va a tomar el camión y vete con ellas. 

Si en alguna parte del camino alguien te intenta hacer algo, gritas. Nadie tiene derecho a tocarte, seguirte, mirarte lascivamente o a hacerte algo sin tu permiso. Si lo crees necesario, corre y resguárdate en un lugar seguro hasta que uno de nosotros vaya por ti. Que no te dé miedo hacer el ridículo o creer que te estás imaginando cosas. Hazle caso a tu intuición.

Si ves algún carro sospechoso, mantente alerta. Si alguien te pide instrucciones, aléjate. Si alguien intenta cargarte, aplica las técnicas que practicamos en la casa. 

Ojalá algún día puedas caminar tranquila, escuchar música a todo volumen, ir y venir de donde tú quieras, pero hoy nos toca vivir en el tercer estado donde se asesinan más mujeres en el país. No quiero que seas una de las mujeres víctima de trata que salen, pasan o llegan a Nuevo León todos los días. No quiero ponerte una Alerta Amber, como las que comparto en mi facebook, porque cada una de esas niñas y muchachas bien podrías haber sido tú. No quiero bordar tu nombre en una manta, ni escribirlo en una cruz rosa. 

Ojalá nunca hubiera tenido que escribirte estas instrucciones, pero si los millones de pesos de la Alerta de Violencia de Género siguen sin cambiar nada, si a ninguno de los órdenes de gobierno parece importarle tu vida o mi vida, yo quiero hacer todo lo que esté en mis manos para verte siempre regresar a casa. 

Alejandra del Toro

Me apasiona la comunicación, el diseño gráfico y la política. Flor de pavimento y feminista porque no hay de otra. Sueño con una ciudad para todas las personas. Integrante de Wikipolítica Nuevo León.

3 comentarios en “Instrucciones para regresar a casa

  1. Gracias por preocuparte por nosotras!
    Espero que mas personas (no solo mujeres) piensen igual a ti para que podamos seguir llegando a cada una de nuestras casas sanas y salvas.
    Gracias otra vez.

  2. Tu forma de escribir es muy amena e interesante….. Ojalá hubiera más apoyo a las mujeres para evitar que las roben, secuestren o desaparezcan. Es triste oír que todos los días aumentan las estadísticas de mujeres desaparecidas o asesinadas.

Deja un comentario