Drag Queen Story Hour

Por |

Me pregunto si los contrarios a esta actividad, quienes temen por los niños, deberían venir y ver cómo los menores se acercan sin ningún recelo, las prendas son vistosas, los tacones altos, ningún niño les teme, hicieron una competencia con globos y los niños jugaban entre ellos.

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El calor era terrible, pero ya había quedado con Paola y también tenía mucha curiosidad por asistir a Drag Queen Story Hour. Había visto videos en Facebook y me había llamado la atención la acusación de corrupción de menores que se había hecho a la actividad. 

Me preguntaba cómo podían asociarse personajes y cuentos para niños con corrupción de menores, por eso me animé a asistir. Paola llegó por mí con su hermana, no maneja muy bien y pensé que debería haber preguntado antes a sus amigas si era confiable, yo soy mala copiloto y ninguna de las dos había ido antes al café donde era la presentación, nos hicimos a la idea de que nos íbamos a perder, pero tuvimos la precaución de ir con suficiente tiempo 

Nos perdimos poquito, llegamos casi 15 minutos antes del inicio y ya estaban ocupados más de la mitad de los asientos disponibles, el ambiente era muy tranquilo, muy cordial.

Nos sentamos y vimos cómo se iba llenando cada vez más el lugar, conté más de 70 adultos y 30 niños, vi varias familias, no sé si eran homoparentales, lesboparentales o qué, yo vi adultos con niños. 

Llegó primero Lori Lu, con bolsas de libros y juguetes para niños, eran las 7 cuando se disculpó y nos explicó que iba a empezar en unos minutos, llegó Job Star y otra persona a la que creo que le decían Anaxágora.

Lori dijo que era un evento para promover la lectura, lo cual me entusiasmó; Job Star empiezó a contar un cuento. Traía puestos unos guantes largos que no le permitían dar vuelta a las hojas. Se nota contento (¿contenta?), parecía que disfrutaba mucho leer y estar en el evento

¡El cuento! ¿Aquí vendrá la corrupción? Traté de poner atención, aunque me distraje un poco porque me estaban explicando la diferencia entre Drag Queen y Drag King, era sobre un rey sapo y sus hijas quienes tenían sueños: una de atrapar dragones y las otras de ejercer profesiones, algo con lo con lo que el padre no estaba de acuerdo. Pero las hadas les dieron dones para lograr sus sueños: inteligencia, bondad y equidad (¡qué calor hace!), el padre se enojó con las hadas.

Un niño le dice a Job Star que no ve porque olvidó mostrarle el dibujo. Al contar cuentos hay que mostrar las imágenes, pensé.

El rey mandó encerrar a las hadas como castigo, las hijas hablaron con él y aceptó liberarlas. Él les dice que quería verlas casadas y las hadas le cuentan que también han dado esos dones a otros príncipes que ya van camino al reino a encontrarse con las hijas, así que al final tanto el rey como las hijas han conseguido lo que desean.

Finalmente, las princesas se casan. Eso no me pareció un cuento corruptor, diría que es bastante conservador; espero haber entendido la historia, no alcancé cuento, los concursos y los premios solo eran para los niños.

Durante el cuento hicieron preguntas y entregaron premios a quienes contestaron correctamente y también a los que no contestaron. Hay un pequeño que solo levanta la mano y no dice nada y hasta su lugar le llevaron el regalo; al ser interrogados sobre lo que ellos quisieran ser de grandes, dijeron que astronauta, bombero y arquitecto. 

Siguieron llegando más personas, se atravesaban frente a mí, pensé que no me iba a dejar ver, entonces vi que era una amiga mía, y ya no hubo problema. Se tomaron fotos; ¡yo salí haciendo señas en su fotografía!

Después del cuento hicieron juegos y competencias para entregar premios. la música es el baile del sapito, Baby Shark; los niños estaban entusiasmados con el cuento, también con los premios. Un juego era “la reina dice” y consistía en traer cosas, un niño preguntó ¿es como “el rey dice”? Me pregunto si los contrarios a esta actividad, quienes temen por los niños, deberían venir y ver cómo los menores se acercan sin ningún recelo, las prendas son vistosas, los tacones altos, ningún niño les teme, hicieron una competencia con globos y los niños jugaban entre ellos.

Job Star se veía muy contento y nos lo dijo que un niño le preguntó: ¿contento o contenta? Nos reímos todos.

Pidió que le digan tía Jovita, un niño le dijo: ¡abuelita Jovita!, otra vez pidió que le dijeran tía Jovita y ¡le volvió a decir abuelita!

No supe quién era hombre o mujer, creo que tampoco me importó, cuando voy a ver un espectáculo artístico no recuerdo nunca haberme preguntado eso, sobre los artistas, lo importante es el papel. 

Terminó el evento, nos invitaron a acercarnos, a tomarnos fotos si queríamos, esperaba ver un show más, pero ya era todo. Vi a mi amigo Alex, corrí a saludarlo; vi a Vicente y a Ale, ya había saludado a Karla, me tomé fotos, pregunté por María Bonita, pero no iba a estar en ese día 

El evento estuvo muy bonito, lo único malo fue el calor, creo que ese es el problema, no los cuentos.

Martha Patricia Zavala

Soy maestra en la facultad de psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Estudié la licenciatura en psicología, maestría en psicología clínica y especialidad en psicoterapia psicoanalítica. Me dedico a la docencia y a la clínica psicoanalítica con niños, adolescentes y adultos. Me gusta el cine y la literatura.