Desenmascarando la corrupción

Es necesario que Joaquín y sus testigos sigan exponiendo a los integrantes de su nómina para que “todos parejos”: militares, policías municipales y de Estado, funcionarios políticos y también empresarios sean investigados para que reciban todo el peso de la ley y se haga justicia de una vez por todas.

Por |
Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Ahora sí que como dijo Kate del Castillo en su Twitter, “Hoy creo más en el Chapo que en el Gobierno de México”.

¿Qué piensa el pueblo mexicano? Yo no digo que Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, sea un santo, pero sí es injusto que se le acuse a él solamente cuando se presume que muchos funcionarios estuvieron trabajando con él.  Lo acaba de decir su abogado Jeffrey Lichtman al inicio del juicio, que Peña y Felipe Calderón, estuvieron recibiendo millones de dólares como soborno por parte del cartel de Sinaloa.

¿O a poco nos vamos a creer que nadie estaba enterada o enterado de los planes de escape de la cárcel de máxima seguridad? Fue encarcelado dos veces, pero la corrupción aquí es el pan de cada día, no se dejen engañar, que el Chapo se haya podido “escapar” las dos veces de maneras muy estratégicas, no fue mera coincidencia.

El Chapo estaba muy bien posicionado en todos los aspectos, con sus clientes, sus aliados, así como con el gobierno mexicano y éste con la Administración para el Control de Drogas (DEA). En pocas palabras, “todo estaba arreglado”. No por nada se convirtió en una figura mediática cuando en el año de 2009 la revista Forbes lo nombró el billonario mundial número 701, obteniendo sus riquezas por el lavado de dinero y más por ser uno de los principales proveedores de cocaína en los Estados Unidos.

Con hacernos las siguientes preguntas bastará para darnos cuenta que todo ha sido una buena obra de teatro organizada por el gobierno y el crimen organizado,  para tenernos aplaudiendo al gobierno, sabiendo que la verdad está al alcance de nuestras manos.

¿Aún siguen creyendo que Joaquín fue el verdadero asesino del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo? Posadas fue muy activo en denunciar en sus predicaciones la corrupción, el narcotráfico y las acciones que dañaban la dignidad de los seres humanos, “conocía los nexos del narcotráfico boliviano-colombiano-peruano con algunos políticos mexicanos y que ahí se encontraba vinculado Raúl Salinas de Gortari”, señala José Antonio Ortega Sánchez, abogado presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal y cofundador de México Unido contra la Delincuencia.

¿Y qué decir de que no han podido capturar a el “Mayo” Zambada porque “se ha estado escondiendo en la sierra de Durango”? ¿No creen que si hubieran querido “atraparlo”, ya lo habrían hecho con la ayuda de la DEA? Tan equipados de drones profesionales con sensores de movimiento y temperatura, es difícil pensar que no los tengan ya en la mira o sepan  de sus escondites, pero como de seguro siguen recibiendo sueldo sucio, mejor calladitos para verse más bonitos, ¿no creen?

Si la DEA realmente quiere que el tráfico de drogas termine, tener al Chapo tras las rejas no solucionará de tajo el “problema” en México. Es necesario que Joaquín y sus testigos sigan exponiendo a los integrantes de su nómina para que “todos parejos”: militares, policías municipales y de Estado, funcionarios políticos y también empresarios sean investigados para que reciban todo el peso de la ley y se haga justicia de una vez por todas.

Joaquín no las tiene mucho de ganar en el juicio, tal vez reduzcan su casi sentencia de cadena perpetua a un número menor de años, pero el pueblo mexicano puede seguir perdiendo si no se atrapan a todos los actores de la obra que ya ha durado muchos años dañando al País.

Yuliana Flores

Soy mexicana, me gusta viajar, acampar, caminar en la naturaleza, ayudar a las personas, tomar fotos y cocinar de todo con mi toque personal. La música es mi mayor afición.

2 comentarios en “Desenmascarando la corrupción

Deja un comentario