Cultura 8.0 en un mundo de industria de 4.0

Por |

Cultura 8.0 duplica los dígitos de la Industria 4.0 porque tenemos que estar por encima, dos pasos adelante, o como lo quieran ver, de la tecnología.

Compartir esta nota:
Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

No hay duda de que estamos en plena revolución industrial 4.0, donde la tecnología es el pan de cada día y mucho se habla de inteligencia artificial, del machine learning, de la realidad virtual, el blockchain, entre otras tecnologías, y cómo éstas vienen a impactar la vida de las personas y de las empresas. Sin embargo, algo no deja de inquietarme.

Toda promesa de un cambio radical en la vida de las personas, derivado de la revolución tecnológica, me hace pensar y preguntarme ¿hacia dónde vamos? La tecnología es una herramienta que seguro aportará mucho a la calidad de vida y puede marcar un parteaguas a la hora de resolver un sinfín de problemáticas, pero hay que cuidar que no se convierta en un enemigo. 

Lo anterior me llevó a pensar que la innovación no sólo debe referir a tecnologías y nuevos productos. Creo firmemente que también va de la mano con el pensamiento, como seres humanos tenemos la obligación de ser más reflexivos y críticos. Por ello me permito innovar y crear un término: Cultura 8.0 

En una nota publicada en el periódico El Norte, el poeta español Luis García Montero señala: “Primero, tomar conciencia de que la cultura y la educación son la raíz del desarrollo y crecimiento de un país. Que se construye democracia y convivencia a través de la educación, y que dentro de ésta hay que cultivar la imaginación moral, el conocimiento interno de los sentimientos, la capacidad de ponerse en el lugar del otro”. 

Montero puntualizó que todo lo mencionado lo da la lectura, no sólo de textos educativos sino también las “novelas, poesía, obras de teatro. La literatura”. 

Antes de pensar en toda transformación, primero debemos adoptar la Cultura 8.0, que volvamos a la esencia de lo que nos aportará conocimiento, buenas conversaciones, crecimiento personal y desarrollo humano; perdón por la redundancia, pero sí, se trata de un mayor humanismo. Si las computadoras cada vez se vuelven más inteligentes y los robots prometen superarnos en capacidad cognitiva, no podemos perder nuestra humanidad. 

Para lo anterior, basta con ver a Binda48, un autómata femenino que integra “archivos mentales” de una persona fallecida y que a partir de estos comienza a generar conciencia y compresión del mundo. También está el ejemplo de Sophia, la mujer robot que ya tiene ciudadanía y es capaz de sostener conversaciones e interactuar con seres humanos. 

Cultura 8.0 duplica los dígitos de la Industria 4.0 porque tenemos que estar por encima, dos pasos adelante, o como lo quieran ver, de la tecnología. Considero necesario abrazar la cultura en cualquiera de sus expresiones artísticas: literatura, pintura, música, entre otras o todas combinadas, cualquiera que enriquezca nuestras vidas es bienvenida.

Hace un par de semanas pasé prácticamente todo el día en el Barrio Antiguo, por la mañana me fui a desayunar con amistades y tuvimos una plática enriquecedora. Por la tarde estuve en el Etnia Café y leí casi dos horas. ¡Lo disfruté tanto! Quizá lo único que extrañé en ese momento fue que no hubiera alguien con quien compartir las ideas. 

Cualquier tipo de lectura, bajo una reflexión, sirve para generar ideas y empatía, explorar nuevos paradigmas que lleven a crear una mejor versión de nosotros mismos e impactar de manera positiva a quienes nos rodean, pero sobre todo para aspirar a ser ciudadanos de primer nivel con la finalidad de llevar a México hacia un nuevo horizonte lleno de prosperidad. 

No podemos esperar a que el gobierno resuelva todo, tenemos que convertirnos en los mexicanos que el país merece, porque estoy seguro de que a nadie nos gusta cuando nos dicen “tenemos el gobierno que merecemos”. 

El ser humano y el humanismo tienen que estar por encima, en todo momento, de la tecnología y de lo superficial. Como personas requerimos reinventarnos en un mundo que cada vez es dominado por los dispositivos electrónicos y los robots. Estoy convencido de que tenemos el potencial para logarlo y es momento dar el primer paso.  

Alejandro Garza

Autor. Libre pensador. Firme creyente de que la escritura y la lectura contribuyen a empoderar a las personas para construir una mejor sociedad.