35 grados celsius

En Monterrey, con una cubierta vegetal bajísima, la codicia de los negocios inmobiliarios y la nula regulación e interés de las autoridades se incrementa de manera notable el riesgo de morir lentamente en casa, cocinados por un calor húmedo o golpe de calor.