Pasaporte a Monterrey

Yo tenía un ritual secreto. Se suponía que estaba viviendo en España por gusto y que era muy feliz, ¿no? Pues sí, pero a veces (muy seguido), la nostalgia me mordía. ¿Sí lo has sentido? Es como una quemadura por dentro que no sabes ubicar pero que de repente te agarra la garganta y se … (Leer más)

Segunda oportunidad

Vi en el zapatero varios pares de Converse y Vans que se quedaron sin la oportunidad de ver la luz del sol desde años atrás, por lo sucios que estaban. ¡Yo muy mal ¡ya sé!  Pensé en jubilarlos pero recordé todos aquellos viajes, fiestas y conciertos a los que fuimos juntos. Tengo que confesar con … (Leer más)

Mis queridos mosqueteros:

Los he tenido muy presentes en estos días pues me ha asaltado una duda existencial, sí, existencial. ¡No se rían! Ya saben que pueden tener un hijo así, con todo y palabras domingueras. De nada vale que me digan que no tendrán hijos. “No se burlen de sus compañeros, nunca”, ¿recuerdan ese consejo? Primero fue … (Leer más)

Ladrar 

No puedo hablar por nadie ya que nadie habla por mí. Recuerdo momentos clave en mi vida que me quitaron la voz. Un tío golpeó a mi hermano tan fuerte en la espalda que le sacó el aire. Me levanté de mi silla y le grité al hombre, ¡Déjalo en paz! Cuando mi hermano recuperó … (Leer más)

Punto de reunión

Después de tres meses de vivir en la Ciudad de México, visualizaba mi regreso a Monterrey para fin de año, pero una emergencia de calibre 7.1 escala de Richter fue razón suficiente para regresar a casa. El suelo decidió moverse justo después de clases, por lo que mis amigos y yo pasamos todo el día … (Leer más)

Drag Queen Story Hour

El calor era terrible, pero ya había quedado con Paola y también tenía mucha curiosidad por asistir a Drag Queen Story Hour. Había visto videos en Facebook y me había llamado la atención la acusación de corrupción de menores que se había hecho a la actividad.  Me preguntaba cómo podían asociarse personajes y cuentos para … (Leer más)

Cortes

Tengo seis años. Como es de esperarse a esa edad, soy menos una persona que un espejo. Mi personalidad es lo que sea que mi mamá decida, mis gustos son los que sean que mi papá permita. ¿El mismo corte de siempre?, pregunta el hombre. Yo asiento y él, mantiene brevemente la ilusión de que … (Leer más)

Con el Diablo adentro 

A los 13 años, cuando mi padre estaba tirado en una cama con el rostro más triste que he visto en toda mi vida, observé a mi tío orar por él de una manera violenta y ridícula. Él puso sus manos en la frente de mi padre e intentó “liberarlo”. La liberación, en la Iglesia … (Leer más)