Volcán de frijoles

Indudablemente, economía y vida familiar están estrechamente relacionados. Al ritmo de nuestras exigencias profesionales – género, edad, profesión, gustos y número de hijos – acomodamos los ritmos y ritos familiares. El tema viene a cuento porque ayer me decía mi mujer: sé lo que vas a hacer con ese chopo de frijoles, negros como siempre, … (Leer más)

9 de mayo de 2015

Alan es un sol. Mi sol. Nació un sábado 9 de mayo hace casi 5 años. Llamó a la puerta una semana antes de la famosa fecha programada. Tocó en la madrugada. A mis dos hijos les gustó la madrugada para anunciar su llegada. Las contracciones, sensaciones casi olvidadas, empezaron a llegar como el vaivén … (Leer más)

Las marcas de mi gran logro

Durante mi embarazo, por alguna extraña razón siempre me ponía a buscar alguna señal de que me estuvieran saliendo estrías, aunque todos los días me ponía crema para evitarlas, sabía que no sería 100 por ciento efectiva. En los últimos tres meses mi estómago dio un rebote notable de crecimiento. No se diga el último mes, … (Leer más)

Querida amiga:

Llegó el día en que tienes que mudarte de tu casa de toda la vida al departamento que compraron tu esposo y tú antes de que él se fuera. Te mentiría si te dijera que va a ser fácil acostumbrarse; ya sabes cuánto detesto los clichés para dar ánimo; por lo mismo, no te diré … (Leer más)

Lo que se necesita

Yo tuve la suerte de crecer cerca de mis abuelos maternos. Además de consentirme, me enseñaron muchas cosas, de manera muy particular, mi abuela. Aún la recuerdo diciéndome: ayúdame en esto, lo cual significaba participar en alguna labor en la cocina, en la casa, en una manualidad, en el cuidado de las plantas o de … (Leer más)

Mi terraza

Sentada en la terraza con un libro en la mano, el atardecer está precioso, es un plácido domingo por la tarde y la ciudad lo sabe, poco ajetreo en la calle y solo algunos automóviles circulando. En el cielo, diluidas pinceladas en ocre y violeta revelan un sol despidiéndose, un pino enorme desafía las alturas … (Leer más)

Coronacortes

Desde que tengo memoria, mi padre es un hombre bien pulcro, limpio y bien peinado. Cuando era niña me sorprendía verlo rasurarse y después echarse en la cara esa loción que dejaba impregnada toda la casa con olor a Papá ya salió a trabajar. Lleva años cortándose religiosamente el pelo cada dos semanas y estos … (Leer más)