Piercings e impaciencia

Me desperté como cualquier día, como siempre con el piercing un poco encarnado, pero como me vale madres, seguí como si nada. Me bañé, desayuné y me fui rápido a la prepa. Llegué y hasta ahí todo normal, tuve mis primeras cinco horas de clase, una de cálculo, una de orientación, dos de inglés y … (Leer más)

La Flaka

Corrían los finales de los años 80. Era mi primer semestre como estudiante universitario, llegaba a Monterrey después de haber terminado la prepa en la ciudad de Reynosa y el último año de High School en la ciudad de Pasco en el estado de Washington. Entonces era un foráneo más, aunque mis hermanos ya estaban … (Leer más)

Yerma por elección

No recuerdo en qué momento del camino decidí ser una “yerma”.  A algunas personas que me conocen desde niña les ha resultado una rareza, sobre todo considerando que jugaba con muñecos, tuve una infancia relativamente normal y unos padres de campeonato.  Fui formada como católica y he pasado por el estado civil decente y apropiado … (Leer más)

Retrato de bodas

Tenía alrededor de veinte años, un día regresé de la universidad hambrienta (como todos los días), me dispuse a comer, no recuerdo qué; después de hacerlo, estuve ahí un rato con mi mamá y mi abuela platicando, bueno… platicando o tal vez mediando. A ellas, no entiendo por qué, les gusta mucho pelear. Peleaban casi … (Leer más)

Fin de semana con J

El vivir en un lugar turístico como Puerto Vallarta, hace que “los locales” estemos muy conscientes de las temporadas altas y bajas. Este fin de semana es el último con ocupación significativa en resorts, hoteles y demás.  A los gringos les tocó su labor day, fin de semana largo, y aprovecharon. Aquí tuvimos un buen … (Leer más)

Paseo sabatino

La sonrisa y las carcajadas cesaron al instante cuando vimos que no se movía. Sentada al volante de su camioneta pick up, tenía la cabeza inclinada hacia el lado derecho. La puerta del conductor estaba abierta totalmente. El primero en verla fue Neza, e hizo un comentario chusco. Miren, ya la encontré, ni batallé tanto. … (Leer más)

Previsora

Mi novio y yo queremos vivir juntos. Hemos hablado al respecto y consideramos que el siguiente año es pertinente. Las emociones van desde la alegría, el miedo a la incertidumbre, nostalgia y flojera. La flojera es porque voy a tener que lidiar con la reacción de mis padres, que me van a recordar que soy … (Leer más)