Nostalgia noventera

Voy manejando rumbo a la Arena mientras escucho a todo volumen el álbum Black and Blue de los Backstreet Boys. A mi amiga Gaby le sobró un boleto a última hora y sabe que al igual que ella soy una loca fanática de esta enigmática boy band de los noventas. Llegué una hora antes del … (Leer más)

¿Sabrá la luna?

A Virgilio     NVM Ahora con estos calorones y en plena cuarentena por el mentado coronavirus, se me antojó salir a sentarme en la banqueta afuera de la casa, saqué mi taza de café y me prendí un cigarro. Tranquilamente me dispuse a escuchar a los grillos cantar, no se oía nada más que eso, el … (Leer más)

50 minutos de espera

Domingo, 3:55 p.m. Salgo del centro comercial y me dispongo a tomar el camión a casa. Hace tiempo no tomo rutas urbanas, pero el carro que me suelen prestar está ocupado. Ni hablar. El día es soleado y muy seco, incluso hace calor, y empiezo a arrepentirme de la blusa negra de manga larga que … (Leer más)

Los hijos son prestados

A Nany, Viko y Michelle Virgilio Hace unos días mi hija Nancy, la mayor, comentó la posibilidad de rentar una vivienda para compartirla con algunas de sus compañeras doctoras, quienes están comenzando su especialidad. Ese alquiler podría durar desde tres hasta cinco años. Nany, como le decimos de cariño, va para pediatría. La situación con … (Leer más)

Un personaje para mi

Crecí en un hogar de padres trabajadores y ocupados, por lo cual, desde que tengo memoria me sé entretener sola. Me gusta mucho imaginar, escribir y dibujar, pero también soy ávida consumidora de películas, libros y televisión. Durante mis primeros años, veía una película a diario y, si tenía suerte, mi papá me leía un … (Leer más)

Piercings e impaciencia

Me desperté como cualquier día, como siempre con el piercing un poco encarnado, pero como me vale madres, seguí como si nada. Me bañé, desayuné y me fui rápido a la prepa. Llegué y hasta ahí todo normal, tuve mis primeras cinco horas de clase, una de cálculo, una de orientación, dos de inglés y … (Leer más)

La Flaka

Corrían los finales de los años 80. Era mi primer semestre como estudiante universitario, llegaba a Monterrey después de haber terminado la prepa en la ciudad de Reynosa y el último año de High School en la ciudad de Pasco en el estado de Washington. Entonces era un foráneo más, aunque mis hermanos ya estaban … (Leer más)