Agotada

Por |

¿Debería ser más vocal? ¿Estoy siendo congruente? ¿Van a decir que soy menos feminista por no debatir en mis redes sociales?

Compartir esta nota:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Ya estoy agotada y faltan algunos días. Y me siento culpable de pensar que estoy así. Creo que nunca en mi vida había debatido tanto, hablado tanto e incluso pensado tanto.

Nunca había escuchado tanto a mis amigas, a las mujeres que me rodean, ni siquiera había hablado tanto del tema con mi pareja.

Nunca había sentido tanta curiosidad de los hombres cercanos a mí, tantas preguntas, pero estoy cansada y no les quiero contestar. No es mi responsabilidad. ¿O si? ¿O no? ¿Debería ser más vocal? ¿Estoy siendo congruente? ¿Van a decir que soy menos feminista por no debatir en mis redes sociales?

Hoy me preguntaron que si un hombre me dijera algo en estos días ¿qué me gustaría escuchar? respondí que no quiero que me digan nada. Quiero que me escuchen. Pero que escuchen y entiendan mi silencio. ¿Es mucho pedir?

Nunca había estado tan emocionada y ansiosa por participar colectivamente en una causa en la que creo; es más, no recuerdo haber participado colectivamente en ninguna causa. Pero tampoco recuerdo haber sentido tan fuerte y desde el corazón, mi apoyo para lograr algo trascendental no solo para nosotras como mujeres, sino para nosotros como humanidad. Porque la igualdad va, y va en serio.

Tengo muchos pensamientos: culpa por empezar muy tarde este despertar feminista, culpa por (como ya dije) no ser tan vocal a la distancia o no mostrar tanto apoyo en redes, culpa incluso de tener una bonita relación de pareja y vivir bajo las normas establecidas (y es un decir porque no estamos casados) de pareja hombre-mujer cuando escoger vivir así en estos tiempos puede ser también un acto de resistencia.

He sentido culpa también de las veces que yo misma acepté conductas machistas o demerité a mujeres por sus propias luchas, por sus vidas y por temas que a mí no me correspondían.  Pero al final siempre concluyo que son culpas arraigadas por un sistemas de creencias impuesto contra el que estoy (estamos)luchando. Un sistema que vamos a tirar.

Porque lo vamos a tirar. Lo vamos a tirar pidiendo justicia por  esas historias de terror que todas hemos escuchado (o vivido), lo vamos a tirar para no tener miedo, para vivir tranquilas, para vivir en igualdad y armonía. Para vivir sin culpas. Para vivir felices. Porque todas, y por tanto todos, merecemos ser felices.

Ya estoy agotada y faltan algunos días… pero, si no nosotras ¿quién? 

Ya estoy agotada, pero también estoy encendida. 


Paola Barragán

Nací en CDMX, crecí en Querétaro y vivo en Monterrey. Arquitecta, hago listas de Spotify para todo, pero están en desorden. Disfruto del cine, leer, asistir a conciertos y conversar sobre ello con un buen café. Últimamente lloro en casi cada película. Creo que si todos nos viéramos a los ojos y sonriéramos el mundo sería mejor.