Guillermo, el invisible

Sí, en Monterrey puedes ser invisible, aunque tal vez no sea tu elección serlo. Incluso puedes estar en situación de vulnerabilidad y suponer que serás sumamente visible y no, serás completamente invisible a los ojos de los demás, nadie te observará ni escuchará, pasarán a escasos metros de ti como si no existieras. Ahí estaba … (Leer más)

Del septiembre que nunca hablamos 

Llegué a vivir a Monterrey a los 40 días de nacida. Estudié en escuelas tradicionales de la ciudad, incluyendo la licenciatura en el Tecnológico de Monterrey. En ninguna de esas aulas me contaron quién fue Eugenio Garza Sada, ni que lo mataron, ni por qué, ni quiénes. Mucho menos supe que existió una agrupación llamada … (Leer más)